Control del gasto de agua en gimnasios
Temporizador de duchas con retardo: Programamos el tiempo máximo de ducha que queremos dar a nuestro cliente; una vez consumido este tiempo, la centralita cierra el grifo durante un período de retardo que habremos programado; pasado el retardo, la centralita vuelve a su posición de ducha para el siguiente usuario que necesite asearse.

Con ello, conseguimos el objetivo de que el usuario no esté 20 minutos debajo de la ducha incurriendo en consumos injustificados de agua y gas, sino únicamente el tiempo que le hayamos programado p.e. 5 minutos de ducha.

Sin obras, llegar y conectar.
Diseñado y fabricado por Arelia
Rápida amortización (4/5 meses)
Denunciar este aviso como:
Escribir comentario
Deja tus comentarios para este anuncio
Serán removidos mensajes ofensivos y spam
(No estás enviando un SMS, escribe correctamente las palabras completas y sin errores ortográficos!)

Anuncios relacionados